Header Ads

DESCARGA LA APP
  • Breaking News

    Cosculluela: “Tengo el corazón aquí”


    El intérprete urbano habla del inmenso valor que le da a su vida familiar

    En su mansión tiene vistas hacia un lago y al verdor de las montañas a lo lejos. En cuestión de minutos, puede intercambiar ese paisaje por el de la playa que queda a poca distancia en Palmas del Mar, en Humacao. Pero ningún panorama se compara con el que valora ver cada vez que llega a su casa y abre las puertas de su hogar: su familia.

    El intérprete urbano Cosculluela se ha caracterizado por una imagen determinada y temeraria sobre el escenario. Pero su semblante se transforma cuando comienza a hablar de la vida hogareña que le sirve de bálsamo dentro del ajoro de su carrera musical.

    “Definitivo, dentro de la casa es una cosa, y fuera de la casa, es otra”, confesó pensativo el artista al hablar en exclusiva con Primera Hora. “Siempre digo que la gente piensa muchas cosas, pero tengo el corazón aquí. Me gusta estar aquí porque tengo a mi familia, tengo mi espacio, tengo mi ‘four track’ y mis cosas. Tengo un mundo aquí”.

    Al abundar sobre el tema, el reguetonero da espacio a la reflexión. “Es bien difícil vivir sin familia. Siempre hay que tener a alguien, a un hermano, a una mamá, a un hijo. Gracias a Dios tengo a mi mamá, tengo a mi hermana, tengo a mi papá, mis hermanos y mis hijos”.

    Pasar el máximo tiempo posible en su faceta de papá es un aspecto que no es negociable para el compositor, quien anhela una familia numerosa de al menos diez hijos. 

    “Gracias a Dios, Cosculluela es un show que nunca para”, valoró el padre de José Fernando y Franco José, producto de dos relaciones pasadas, y de Paolo José, con su pareja, Jennifer Funguenzi, también madre de Mía, a quien el compositor ve como una hija más. “Pero trato de estar aquí lo más posible”. 

    Con su decisión, se nutre de la dinámica que le recuerda que la carrera artística, por más logros que le devengue, no está por encima de la prioridad familiar. 

    “Los hijos me despejan. Uno coge fuerza con los hijos. Te dan una razón para meterte en el estudio. Ahora tengo otro más chiquito y hay que seguir trabajando para uno darle a los hijos lo que ellos quieren”, aclaró “El Príncipe” momentos antes de que el mayor, de 12 años, lo abrazara y lo describiera como “el mejor papá del mundo”, gesto que le hizo sonreír con timidez.

    “Yo tampoco soy de los que le doy a mis hijos todo. Ellos tienen que aprender a trabajar, también tienen que ganarse las cosas”.

    En la crianza, José Fernando Cosculluela Suárez no pasa por alto valorar la complicidad con su pareja. “Mi esposa me apoya un montón. A ella es la que yo le consulto todo. Nosotros siempre lo hablamos”. 

    El mejor maestro para esta faceta lo encontró en su padre, quien falleció en marzo pasado. 

    “Todo me lo copio de él. Mi papá lo daba todo por nosotros, por mí y por mis hermanos. Él hacía todo lo que tenía que hacer para que nosotros fuéramos a un buen colegio. Como todos, hay momentos de altas y bajas, aunque la gente tiene una película de yo nací en un castillo, y no, mi papá se jod… trabajando. Él estaba pendiente todo el tiempo de ser buen padre”, manifestó con orgullo el responsable de temas como Un díaPrrrumSube y bajaPlaka plaka, quien está trabajando en la producción de tres sencillos y un álbum.

    Además, agradece el apoyo que le brindó en la crianza de su retoño mayor, quien en la actualidad vive con el artista.

    “Me crió a mi hijo con mi mamá, porque el bebo vive acá en Palmas. La mamá vive en San Juan, y yo viajando todo el tiempo, cuando yo no estaba con Jennifer, el nene quien lo cuidaba era mi mamá y mi papá”, destacó Cosculluela, quien se muestra convencido de que la presencia de su progenitor lo acompaña todos los días.

    Lo extraña

    Al hablar de su faceta como papá, Cosculluela no evita confesar cuánto echa de menos a Franco José, procreado con la bailarina Gina Moreno. 

    “Tengo otro hijo mío que nunca lo veo”, lamenta. “Lo he sufrido un año entero, sin ver a mi hijo”, dijo. “Llega el momento en que tú dices ‘¿puedo seguir así?’. Pero Dios lo ve todo. Dios sabe que yo soy un buen padre. Dios sabe que aquí hay un cuarto para Franco”, manifestó mientras dirigía su mirada al suelo. 

    Esta realidad lo ha llevado a originar un pleito legal. “Hace como un año estamos en la corte”, mencionó. “Voy a seguir luchando por la custodia”, confesó con determinación.

    No hay comentarios

    Post Top Ad

    ad728

    Post Bottom Ad

    ad728