Header Ads

DESCARGA LA APP
  • Breaking News

    OVI contó su travesía a Luisito Comunica: “Todo el mundo quiere salir de Cuba”



    Ovidio Crespo, conocido artísticamente como OVI es un cubano que se hizo famoso cantando corridos mexicanos. Salió de Cuba como millones de isleños y, aunque muchos no logran superar la travesía, la gallardía de OVI lo llevó hasta su sueño.

    Tras empeñar su casa en Ciego de Ávila y salir en búsqueda de posibilidades que en su país natal eran imposibles, el cubano llegó a Estados Unidos después de 25 días de viaje entre carreteras y aguas fronterizas.

    En el podcats Cortinas, de los influencers mexicanos Luisito Comunica y Berth, Crespo se explayó en detalles de cómo, por qué y cuándo, decidió salir de aquella tierra dominada por un régimen para perseguir la libertad.

    El primer país al que llegó OVI fue a Ecuador. “Yo cuando vi Mc donalds, KFC, todo aquello a lo que nunca había tenido oportunidad en mi país, era increíble. El que nace en Cuba sabe lo difícil que es escaparse de una isla. En Cuba nadie paga renta, para qué trabajan si no hay dentro no hay sueños qué perseguir. Yo salí de mi barrio en Vista Alegre. Salir de Cuba me costaba 1600 dólares y empeñé mi departamento por 2.500 dólares”, comenzó contando el trapero.

    Aunque ya en la isla cantaba, para Oviedo eso no era suficiente y allá no había qué más hacer, por lo que sin pensarlo y sin tener familia en Estados Unidos, se aventuró en una travesía que, tras cinco años en el norte, tiene sus verdes y maduras.

    “México fue quien cumplió mi sueño, porque yo crecí en Cuba en otra cultura, con salsa, casino, merengue, tuve la oportunidad de conocer gente mexicana que me apoyaron desde cero y tuve la oportunidad de conocer gente muy humilde y al llegar a Estados Unidos, me ayudaron y me apoyaron y comencé cantando los corridos”, explicaba el intérprete de Pacas verdes.

    OVI cuenta que desde Cuba ya hacía trap, porque “tú tienes que hacer música por amor no solo por dinero. Comencé a escribir un corrido en Los Ángeles y creé Pacas verdes con un bits y después me hice famoso, de agarrar 400 likes a agarrar 40 mil. La gente creía que yo era mexicano”.
    “¡Veinticinco días de susto para llegar a EEUU!”

    Cuando Luisito Comunica le preguntaba sobre la situación que viven sus paisanos antillanos, Crespo fue enfático “todo el mundo quiere Salir de Cuba. Lo mío fueron 25 días y pasé susto, pero tenía 20 años y lo viví como una aventura, porque la gente tiene que perseguir sus sueños. Yo siempre me la creí. Fui componiendo, fui perfeccionando mi flow, hasta encontrar mi propio estilo”.

    El joven de 25 años cuenta de sus colaboraciones junto a Natanael Cano, Ozuna, Arcángel, Myke Towers, entre otros artistas del género urbano.

    Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua y México fueron los países por los que pasó Oviedo antes de pisar suelo norteamericano. De cada suelo sureño y centroamericano tiene su recuerdo. El cubano con su personalidad carismática y su sonrisa sencilla mostró cada fotografía que pudo hacer en el viaje.

    “A pesar del hambre que pasa el cubano, es alegre, es solidario y esa hermandad que no se ve en Estados Unidos. Yo viajé y pude darme cuenta de todo el negocio de la inmigración y tú veías de todo: mujeres con niños pequeños, vieitos… cantidad de gente”.

    Si embargo, antes de la fama el joven trapero vivió siete meses amargos tras llegar a casa de un amigo, cuya influencia lo llevó a las drogas. Tras proponerse y salir de esa vía, OVI cambió su ruta y es hoy por hoy un artista seguido en el género urbano hispano.

    No hay comentarios

    Post Top Ad

    ad728

    Post Bottom Ad

    ad728