Header Ads

DESCARGA LA APP
  • Breaking News

    Paulo Londra y sus problemas legales con Big Ligas


    El trapero cordobés finalmente resolvió todo con la discografía y sacará nueva música a pesar de que Paulo todavía no se expresó al respecto.
    Finalmente Paulo Londra resolvió todo de forma amistosa con Big Ligas en una corte de Miami y podrá sacar música en donde no lo hacía desde 2019. Sin embargo, el cantante todavía no se pronunció al respecto aunque recibió el apoyo de sus fanáticos.

    Hace tiempo que Paulo Londra puso en manos de la Justicia su pedido de dar por terminado el contrato que firmó con la productoraBig Ligas de la cual formó parte en sociedad conKristoman (Cristian Salazar) y Ovy on the Drums (Daniel Oviedo).

    Según la defensa fue “engañado” para firmar y así perdió el control absoluto de su carrera, cuando solo tenía 19 años. Los colombianos manejan actualmente el 66% de los derechos sobre su nombre y sus creaciones.

    Una fuente de su entorno había explicado que “iban a hacer música entre los tres, cada uno se quedaba con el 33% de los ingresos, pasaron los años y Paulo se transformó en el referente de habla hispana más importante en cuanto a escuchas. Esto que le pasa tiene que ver con la plata pero más con lo artístico. Es que la productora tiene el derecho total de su nombre y de todo lo que haga”.

    El conflicto entre Londra y Big Ligas se originó en mayo de 2020 cuando el trapero publicó una larga carta en sus redes sociales en las que aseguraba que se alejaba del sello y describía esto como una “tortuosa desvinculación”

    El cordobés había contado que “confié en ellos, rechacé otros contratos porque decían que no eran lo mejor para mí. Estaba entusiasmado, pensé que todo lo mejor posible estaba por venir. Les dije que nos llamemos “Big Ligas”, porque vamos a crecer tanto independientemente que nos van a admirar”.

    Según Billboard, el artista, de entonces 19 años, firmó un contrato con Big Ligas en el que renunciaba a sus derechos de publicación y composición. Si bien el plazo inicial era de tres años, este podía modificarse en caso de que llegara a un acuerdo de grabación o publicación con un “sello importante”. Esto ocurrió en 2019 con Warner Music y Londra lanzó “Homerun”, su primer disco, ese mismo año.

    El trapero asegura haber sido engañado por Salazar y Oviedo para firmar un contrato bajo el pretexto de que se trataba de un documento sin validez para poder promocionarlo en las redes sociales.

    En su posteo, Paulo relató que “Kristo vino con unas fotocopias, una lapicera cara y un filmaker y me dijo que íbamos a hacer un video para subir a las redes y entonces nos hizo ponernos de espalda y me dijo que firme unas fotocopias mientras nos filmaban, pensé que era un simple video y nunca pensé que eso fuese un contrato el cual hagan valer de esa forma tan engañosa”.

    Desde entonces la situación de Paulo Londra fue visibilizada por la comunidad artística que lo apoyó a través de la campaña #FreePaulo. A la misma se sumaron cantantes de distintos géneros como Abel Pintos, Soledad Pastorutti y colegas del trap como Duki, Cazzu y Nicki Nicole. Incluso Ed Sheeran se pronunció al respecto: “¿Cómo van a atentar contra el talento? Solo puedo pensar en lo mal que está en que no lo dejen publicar su música”.

    No hay comentarios

    Post Top Ad

    Post Bottom Ad